10 CONSEJOS ÚTILES PARA EL AUTOEMPLEADO

Diciembre 04 2019

 

10 CONSEJOS ÚTILES PARA EL AUTOEMPLEADO

 

El presente post, está dedicado a todas aquellas personas que han tomado la decisión de abandonar sus empleos, para dedicarse a ser su propio jefe. Como todos sabemos, esto es muy común, y no es una labor imposible, o de gran dificultad. Sin embargo, requiere de un cambio que puede afectar nuestras vidas y nuestro estado de ánimo, por lo cual, es muy importante estar preparados, para avanzar solo en nuestros camino al éxito.

1. Analiza tu área de trabajo, y realiza un estudio de mercado

Antes de tomar la decisión de auto-emplearte, prepárate para asumir tu nuevo rol. De nada te servirá abandonar tu trabajo y comenzar a improvisar. Piensa y planifica todos los detalles. Para ello, debes comenzar con la elaboración de una lista de habilidades y conocimientos que ya poseas, y que puedas ponerlos en práctica con facilidad. No te dejes llevar de principio, por conocimientos que piensas obtener sobre la marcha. Recuerda que siempre será mejor iniciar con un oficio o actividad comercial en la que tengas experiencia y puedas mostrar tu lado fuerte.

Una vez que has culminado esa lista de habilidades y conocimientos, es importante que las analices. Revisa cada una de ellas y clasifícalas por áreas. Para ello, puedes seleccionar primeramente: un grupo con las habilidades que tienen que ver con la prestación de servicios, Después, otro grupo, con aquellos conocimientos que por lo general, te servirán para la venta de productos físicos, y en un tercer grupo, incorpora las habilidades que te podrían servir para la elaboración de productos digitales, como e-book, podcast, cursos, y otros recursos que pueden ser comercializados mediante descargas directas, vía online.

No importa si logras realizar los tres grupos o simplemente uno de ellos. Lo verdadera mente importante, es que selecciones las habilidades y conocimientos que domines con mayor experiencia. Esto te permitirá tener una mejor idea de las posibles opciones de negocio en las cuales podrás emprender.

Cumplido estos pasos, no tomes una decisión apresurada. Ten en cuenta que por muy interesante que te parezca un producto, o por muy útil que pueda parecerte un servicio, son tus clientes objetivos, los que deben tener la necesidad sobre la cual deberás trabajar. Por ejemplo, si reparas computadoras, y vives en un poblado donde solo el 10 por ciento de los habitantes, tiene un ordenador de sobremesa, el hecho de que sea tu mejor servicio, no quiere decir que será el más vendido. Tienes que tomar la decisión en base a un estudio de mercado real. Para ello, te puedes valer de muchos instrumentos, encuestas, conversaciones con las personas, entre otros.

Eso te ayudará a determinar que productos o servicios, podrás ofrecer y a que publico o clientes objetivos estará dirigida tu actividad comercial. Recuerda que un que seas tú solo, debes trabajar como lo haría un negocio. Debes ser responsable, comprometido, constante y estudiar muy bien a quieres diriges tus servicios, productos e incluso, tus promociones.

2. Simplifica gastos y no pierdas el tiempo

Si decides ser autoempleado, quiere decir que tu trabajarás y comprometerás tu tiempo y esfuerzo. Puedes no tener un jefe, pero si no rindes en tus labores, fracasarás. Por esta razón, es importante que tengas conciencia de como optimizar tu tiempo y dinero. Por ello, si requieres de una inversión anticipada: por ejemplo, la compra de herramientas de trabajo, inventario o el alquiler de un local. Debes analizar muy bien dicha inversión. Si puedes realizar en un principio tu trabajo desde casa, y te puedes ahorrar el gasto de un alquiler de local, hazlo. Pues de esa manera, estarás ahorrando recursos que a futuro, podrás necesitar en tu emprendimiento. Muchas personas, venden productos o servicios, que por lo general, es más recomendable comercializarlos desde un entorno corporativo, pero no cuentan con un local comercial y empleados, debidos a que trabajan solos. Contexto que dificulta la difusión de los mismos. Esto podría parecer un problema terrible, y podría en algún momento, hacernos pensar en descartar la oferta de dichos productos o servicios. Sin embargo, el avance tecnológico, ha aportado una solución que también debes considerar: la creación de un sitio web. Muchas personas, autoempleados, emprendedores, y pequeñas empresas, han sido creadas sin una sede física y han prosperado bajo un entorno completamente virtual.

Considera la oferta online de tus productos y servicios, y evalúa muy bien, si te sale más económico, alquilar un local comercial, o la creación y mantenimiento de un sitio web. Ten en consideración que el alquiler de un local comercial, traerá otros gastos como el pago de servicios, más impuestos, además de gastos en permisos y licencias.

Tal vez, inicies un negocio solo, y comprometas tu tiempo y esfuerzo, pero si lo haces de forma disciplinada, y con una buena optimización de recursos económicos, progresarás.

Otro elemento de vital importancia, es el tiempo. “El tiempo es dinero”. No te dediques a perder tiempo, busca panificarte, para que todo esté en el menor tiempo posible, sobre todo si no aperturas tu actividad comercial. En este sentido, si por ejemplo, trabajas con la venta de servicios o infoproductos, un sitio web oficial, puede ayudarte a optimizar el tiempo. Si tu sitio, está bien desarrollado, goza de un buen estándar de usabilidad, y los formularios facilitan la realización pe pedidos o solicitud de servicios por parte de tus clientes objetivos, y los envíos realizados a través de estos formularios, llegan con facilidad a tu teléfono móvil. Podrás optimizar tu tiempo increíblemente.

“Imagínate que reparas computadoras, y terminaste de atender un cliente a domicilio. Cuando estas de regreso a tu casa o taller, recibes un correo electrónico o mensaje de whatsapp, en tu teléfono inteligente, con una solitud de servicio, a pocas cuadras de donde te encuentras, y el cliente requiere con urgencia tu servicio”.

Si esto sucede, lo más probable es que ese día, termines atendiendo dos clientes en tiempo record, y eso implicaría más dinero. Tal vez si llegas al taller y te enteras después, tendrías que esperar al día siguiente, para poder cumplir con el segundo cliente, e incluso, ese cliente podría contratar otro servicio. El tiempo es dinero, siempre optimiza tus recursos y estrategias, para realizar las cosas en el menor tiempo posible.

3. Adáptate a la realidad

Si lo que haces no que funciona o no te está aportando los resultados esperados, cambia de métodos o estrategias. Si en algún momento de tu actividad comercial, un producto o servicio, deja de venderse, implementa nuevos productos o servicios. Tienes que ser dinámico y proactivo. Inventa nuevas cosas, proponles a tus clientes nuevas promociones.

Si un autoempleado, comienza su negocio, vendiendo helados, y las personas dejan de comprar helados, como persona de negocios, el autoempleado, deberá adaptarse a esta nueva realidad o contexto, y buscar o explorar nuevas opciones y productos que llegan a satisfacer los nuevos intereses de las personas.

Ten en consideración todos los cambios. Bien sean estos, en el entorno comercial, económico o suministros por parte de tus proveedores. Si las cosas dejan de funcionar, investiga, y pon en práctica el primer consejo, realiza estudios de mercado y de rentabilidad, y sobre todo, no tengas miedo al cambio de rubro en tu negocio.

4. Socializa en las redes sociales

Las redes sociales se han convertido en una excelente opción de publicidad para cualquier negocio. No importa lo que vendas, siempre habrá un nicho de mercado, para tus productos en las diferentes redes sociales. Realiza tu publicidad en las redes sociales, de la mejor manera, evita las prácticas de publicidad invasiva y molesta para los demás usuarios. Recuerda que tienes vender, no incomodar. Debes conseguir aliados para tu negocio, no provocar rechazo. Comparte consejos útiles para las personas, y ofrece inteligentemente tus productos o servicios en las redes, como parte de la solución a los problemas de tus clientes. Envía consejos a tus clientes objetivos y apórtales recomendaciones que verdaderamente, les puedan ayudar, y ofréceles de forma muy respetuosa tu servicio o producto, siempre explicando, como ese servicio o producto, le ayudará a solucionar su problema como usuario cliente.

Sigue este consejo y tus clientes, no solo se convertirán en compradores de una sola ocasión, sino en clientes fijos y defensores de tu negocio o emprendimiento. Si eres auto empleado, muéstrate siempre como una persona experta, seria y muy responsable, y exporta tu mejor imagen. Si publicas tu fotografía, trata de que la misma sea lo más formal posible o este adaptada al contexto de tu producto, pero siempre que permita mostrar tu imagen como la de un verdadero profesional digno de confianza.

5. Nunca ofrezcas tus productos o servicios gratis

Debes valorar el trabajo de los demás y valorar el tuyo. Si ofreces tus servicios o productos gratis, intentando atraer clientes, estos vendrán y se irán. Aun si ofreces una unidad de producto gratis, con la compra de otro producto similar, en una promoción, ten cuidado. “Tus clientes podría dudar de la calidad”. Este criterio, puede flexibilizarse, debido a que en ciertos contextos, hay pequeñas muestras gratis que se pueden ofrecer a los clientes como una simple cortesía, o muestra de calidad. Lo cual en muchos casos, es necesaria. No confundas una muestra de calidad gratis, con el despacho de un servicio o producto gratis. Tampoco interpretes las promociones de dos por uno, donde con la compra de un producto, se ofrece el segundo totalmente gratis. Con el hecho o acción de regalar un producto de manera desinteresada.

Imagínate que un Abogado, tome la decisión de resolver un conflicto de uno de sus clientes, y decida cono cobrar sus honorarios como promoción. Seguramente, su cliente, no solo comentará la eficacia profesional del prestador de servicios, sino que además, dirá que es tan buena persona que no le cobró sus honorarios. Esta estrategia, atraerá muchas personas que buscaran el servicio, pero también, estarán predispuesta, y muchas de ellas intentaran sacar provecho bien sea intentando no pagar tus honorarios o poniéndole precio a tus servicios. Este tipo de acciones, no debes permitirlas.

6. Coloca tus propios precios

Los precios de tus servicios debes colocarlos tú, para ello, si es importante que estudies el mercado, realiza ofertas competitivas, en consideración con los demás prestadores de servicios similares o vendedores de productos. Realiza ofertas competitivas, pero no permitas que cliente, sea quien decida cuanto te pagará. Muchas personas, intentan probar a sus proveedores, o prestadores de servicios, e intentan explorar sus debilidades comerciales. Cuando un cliente, intente presionarte para que le coloques un precio muy inferior a tu servicio o producto, puede hacer rebajas y ofertas, para que este sienta que estas interesado en vender, pero nunca llegue al precio que él te exige. Más bien, convénselo de que le estás haciendo una muy buena oferta. Haz que él, sienta que lo estás tratando bien, pero que en el fondo, eres tú como proveedor, quien finalmente colocará el precio del producto o servicio.

Ten cuidado, muchos autoempleados, caen en el error de permitir que ciertos clientes abusen y le coloquen precio a sus servicios o productos y caen en una relación comercial de tendencia dominante por parte de sus clientes. Esto, no será nunca sano para tu negocio.

7. Ten en consideración un segundo plan

Ten en cuenta un segundo plan siempre. Si ofrecerás el servicio de reparación de computadoras por ejemplo, también considera vender equipos de computación, servicio técnico para celulares y otros servicios afines, aunque de principio, solo estés ofertando un servicio. Aprende a desarrollar sobre la marcha, todas las habilidades posibles, en relación a las áreas afines a tu área comercial. Si el primer consejo, era que te enfocaras en lo que sabes hacer mejor. Ahora enfócate en aprender todo lo nuevo, para respaldar tu emprendimiento de manera proactiva con la implementación de nuevos conocimientos.

8. Relaciónate con personas de tu sector comercial

Para crecer como autoempleado o emprendedor, deber establecer un vínculo con las demás personas que trabajan en lo mismo. Recuerda que la competencia, no es tu enemiga, tu peor enemigo es que tú no sepas actuar bien ante las estrategias de la competencia. No veas a las personas que ofrecen los mismos servicios, como un rival, recuerda que ni las grandes empresas, tienen la capacidad de solventar o cubrir el 100 % de las necesidades de sus clientes. Por ejemplo, una empresa que producción de harina, puede producir millones de kilogramos de harina, pero nunca cubrirá el 100 % de los compradores de harina de un país o región. No temas en que la competencia pueda quitarte los clientes, trabaja con seriedad, responsabilidad, ofrece servicios o productos que tus clientes realmente requieran a precios competitivos y no temas a relacionarte en muy buenos términos con los negocios de tu ramo. Tal vez un recurso que tú implementes en algunos momentos, a ellos mismo, les pueda interesar, o a futuro, quieran unir esfuerzos y pueda surgir una sociedad o una posible alianza estratégica.

Las redes sociales: LinkedIn, Twitter, Facebook, Google+, Instagram, pueden ser tus mejores aliados, envía solicitudes de amistad a personas de tu ramo y mantén buena comunicación con ellos, permite que te conozcan y muéstrate atento cuando ellos te soliciten algo, te saluden o intenten ser cordiales contigo.

9. Trabaja con honestidad e integridad

Se honesto y confiable en todo lo que hagas. No intentes sacar provecho nunca del desconocimiento de tus clientes. Se sinceró cuando les asesores y resuelve verdaderamente sus problemas con seriedad, responsabilidad y honestidad. Si tus clientes saben que actúas de esa manera siempre, sabrán que eres una persona digna, para que ellos puedan depositar su confianza, y buscarte siempre. Incluso, cuando se encuentren con ofertas mucho más competitivas que las tuyas, es muy posibles que confíen más en ti, y prefieran seguir utilizando tus servicios o productos, porque tienen la plena confianza de que no los defraudarás.

10. Fíjate metas realistas, revísalas y mantén tus financias y las de tu negocio separadas.

Establece objetivos y metas a corto, mediano y largo plazo. Realiza mediciones del logro de dichas y metas, y planifica estrategias para consolidarles siempre. Monitorea tu avance en relación a la concreción de tus objetivos superados, y muy importante, mantén siempre separada, las finanzas personales de las finanzas de tu negocio. Un autoempleado, no es un dueño de negocio como tal. Es una persona que realiza un oficio comercial o labora por cuenta propia. Sin embargo, debe tener la responsabilidad de administrarse tal como lo haría un negocio. Debes asumir esta realidad y separar las finanzas, ten una cuenta en la que se administren las ganancias de tu trabajo, y separa la parte de las ganancias que sustentarán tus gastos personales. De esta forma, crearás un fondo para el mantenimiento de tu negocio o actividad comercial.

 

¿Necesitas ayuda con el desarrollo de tu sitio web?

Haz Clic: Aquí

En Editorial Alfonso Arena, F. P. Estamos para ayudarte y tenemos los mejores planes en servicios de diseño y desarrollo web al mejor precio del mercado.

 

Compartir en redes sociales

 

Deja tu comentario